viernes, noviembre 24, 2006

Scoop, de Woody Allen


Aprovechando que tengo un ratito libre, escribiré sobre la recién estrenada película de Woody Allen. La verdad, Scoop no requiere mucho más tiempo, puesto que es una película agradable, sí, pero no deja de ser una comedieta para pasar la tarde. Una comedieta dirigida por un genio y con unos diálogos bastante brillantes, pero en todo momento la película mantiene un tono intrascendente, probablemente debido a la trama, que resulta demasiado inverosímil y a la que no se le consigue dar el tono adecuado.

Eso sí, Scarlett Johansson está muy güena. A mí desde Lost in translation me tiene enamorado, así que solo por verla un rato me valió la pena ir al cine. Además, Woody Allen interpreta a uno de esos personajes típicamente suyos: en esta ocasión es un mago fallón llamado Splendini -o Sid Waterman- con una capacidad extraordinaria de enjabonar al personal. Hugh Jackman es un buen florero.

En definitiva, una comedia ligera alejada de las obras maestras del neoyorquino.