jueves, mayo 25, 2006

Mr. Vértigo, de Paul Auster

A nadar contracorriente tocan.

Señores, no me gusta Paul Auster. Que sí, que después de leer Mr. Vértigo mi opinión sobre él ha mejorado -El país de las últimas cosas me pareció una novelita de lo más ramplona-, pero aún sigue muy alejado del nivel de Gran Maestro. Explícome:

Sus historias son interesantes, sí. Auster sin duda posee una imaginación envidiable. Pero a mí no me interesa lo que explica: es un buen caracterizador de personajes, pero éstos dan la impresión de no tener una auténtica vida interior. Mr. Vértigo es un buen ejemplo de lo que quiero explicar: una idea inicial muy interesante -un niño que aprende a volar-, unos personajes interesantes, pero no le veo nada más. Es posible que busque en Auster cosas que no debería, es decir, un conflicto interior, pero que quieren, este yonki necesita su droga.

En cuanto a su prosa, la veo completamente ideal para hacer versiones cinematográficas; que viene a ser la forma educada de decir que es tremendamente simplona. Y aunque no soy un lector enamorado de las grandes prosas, por aquí podría haberse salvado Auster: las historias de Nabokov no me interesan lo más mínimo, pero la prosa del ruso-americano hechiza a cualquiera.

Hablando del libro en sí, pos está bien, oiga. Aunque en la última parte se desvie un poco, trata principalmente de la vida de un criejo que aprende a volar -cosa bastante elogiable, considerando que no es español- y se dedica al mundo del espectáculo. Aventuritas a gogó y tal. Me quedo con el maestro Yehuti, que no me deja de recordar al gran Rolando de Gilead (sí, hay libros de Stephen King que me gustan, ¿qué pasa?).

Veredicto del libro: está bien para pasar el rato. Y el de Auster: segundo strike, colega; te queda la tercera y última (Leviatán).

6 comentarios:

jordimarin dijo...

Hola, soy Tosco, aunque aquí me identifico con mi nombre. No estoy de acuerdo contigo y pienso que parte del problema está en que tampoco has elegido los mejores libros de Auster. También conozco gente que, como tú, califican a Auster de "Hollywood de primera, pero Hollywood". Para mi va más allá.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Yo leí hace poco “Vértigo”, me gustó, pero, como te ha pasado a ti, simplemente he pasado un buen rato leyéndola. Pillé esta novela porque me había impresionado “El Libro de las Ilusiones”, el cual te recomiendo, pues este sí, creo que es bastante crudo, y retrata muy bien el conflicto y destructivo dolor interior de su protagonista, amén de otras inestabilidades y desequilibrios de otros de los personajes; es más intimista y menos “hollywoodiense”.

Saludos.

Gawyn dijo...

Me fastidia cambiar a mejor mi opinión sobre un autor, pero después de leer La Trilogía de Nueva York, debo admitir que Auster es un maestro, un prestidigitador de la literatura, igual que lo fue Borges. Lástima que no lo sea tan habitualmente como me gustaría.

Apunto tu recomendación, irian, aunque aún tengo pendiente Leviatán.

Anónimo dijo...

Lo que te pasa es que no has echado un vistazo a otras obras de Auster, como "La trilogía de Nueva York", "El palacio de la luna" o "La música del azar". Si además tienes tiempo y te apetece entretenerte, puedes echarle un vistazo a "Jugada de presión", una novela negra sin más pretensiones, la primera de las obras de Auster. Por otra parte, cómo olvidar esa deliciosa fábula urbana que es "Brooklyn follies".
Lo dicho, puede que te lleves un par de decepciones con Auster (esto nos pasa a todos con todos los autores), pero no lo des por perdido.

Gawyn dijo...

Como pasa el tiempo... ya ha pasado más de un año desde que hice esta reseña. Sobre lo que comentas, anónimo, durante este tiempo he leído varios libros de Auster, entre ellos "La trilogía de Nueva York" y "La música del azar". Debo admitir que mi opinión sobre el autor neoyorquino ha mejorado bastante. Seguramente cuando lea "Leviatán" escribiré otro artículo sobre Auster.

Anónimo dijo...

hola
pues, no se trata de q leas otras obras del autor para justificarlo o q te guste más.
estas en un error si crees q el único conflicto q puede haber en una obra es d caracter interno.
La importancia de este relato, asi como la de muchos q han sido creados por los autores estadounidenses, radica en su revelacion del aspecto cultural; algo q en muchas otras cultura son ocultados o mistificados.
Es decir, Mr Vertigo es un libro rico en cuanto aprendemos y conocemos el contexto historico, algo q no se puede dejar de lado si habalmos de lecturas ;)

saludos, adios